Caudete la Calle Intervalos nubosos con tormenta

Noticias

Un total de 25 caudetanos del Club Ciclista Caudete participaron en la "Quebrantahuesos", el pasado 23 de junio en Sabiñánigo.

13 Ago 2012
Vicente Azorin Serrano fue el primer clasificado de los 25 caudetanos (ocupó el puesto 128). En total participaron 8500 corredores de todo el mundo.

El 23 de Junio del presente año se celebraba en la población Aragonesa de Sabiñánigo una de las pruebas más importantes a nivel internacional y la más importante a nivel nacional de cicloturismo, la temida “Quebrantahuesos”. Un total de 205km de bicicleta, con cuatro puertos de montaña, algunos de ellos míticos del Tour de Francia, y lo más asombroso que cuenta con un total de 8.500 participantes de los cuales en esta edición, 25 participantes pertenecen al Club Ciclista de Caudete. Cada uno de ellos tiene su reto personal y sobre todo lo más importante disfrutar de un gran fin de semana de ciclismo.

Son las 7.30 de la mañana del 23 de Junio, y suena el chupinazo de salida de la Quebrantahuesos.  Una salida espectacular, en la que desde que sale el primero hasta el último puede pasar muchísimo tiempo.

Comienza la marcha y se pasa por la población de Sabiñánigo con las calles repletas de aficionados aplaudiendo y rodeando la estatua del famoso “Quebrantahuesos”. Salimos de Sabiñánigo y nos dirigimos hacia Jaca, un tramo llano en el que lo más peligroso es la acumulación de ciclistas con sus debidos frenazos y peligrosas caídas, llegamos a Jaca rodeando a su ciudad por la variante a 26km de la salida y nos marchamos dirección Francia, dónde unos kilómetros más adelante comenzará el primero de los puertos.

Puerto de resonancias históricas, que durante siglos ha constituido el paso principal de uno al otro lado de los Pirineos centrales y al que los romanos denominaron como “Summus Portus”, nombre del que se deriva el actual Somport.

Y es que su principal dificultad reside en la distancia que debemos recorrer para acceder al alto, donde se halla la aduana que separa España de Francia. Si de los cerca de 30 kms. de todo su recorrido quitamos los doce primeros, hasta el pueblo de Villanúa, en los que más bien podríamos hablar de falsos llanos más que de ninguna cuesta que merezca tal consideración, este puerto se nos queda convertido en poca cosa. Ahora bien, si vamos metidos en los paquetes de cabeza de la citada Marcha, ya empezaremos a gastar en exceso nuestras fuerzas que tan necesarias nos van a ser después, especialmente en el puerto paralelo a éste y que recorreremos en sentido inverso, el del Portalet. Remontando el río Aragón, que atravesamos en sucesivos puentes, llegaremos al pueblo de Canfranc, sin que aún podamos hablar de un auténtico puerto de montaña, aunque nos hallemos ya por encima de los 1000 m. de altitud. En la primera zona de cierta dureza, por encima del 6-7%, nos distraeremos contemplando sobre nosotros la Torre de los Fusileros, del siglo XIX. Nueva zona de recuperación y va a ser al pasar por encima del último túnel del antiguo ferrocarril a la salida de Canfranc Estación cuando de verdad se inicien las rampas que a lo largo de cerca de 8 kms. van a hacernos sentir en nuestras piernas que ahora la cosa ya va en serio. En ese tramo iremos paulatinamente observando el Hotel Santa Cristina, el Fuerte Coll de Ladrones, el Puente del Ruso y, al llegar a Candanchú, pasaremos por uno de esos túneles abiertos de las rutas de montaña, que cumplen la función de “derivanieves”. Ese paso por la Estación Invernal es la zona más dura de toda la ascensión, aunque enseguida la daremos por finalizada, tras una amplia curva de vaguada  a la izquierda que nos enfila ya hacia el paso de frontera con Francia.

Una vez metidos en el país vecino comenzamos a descender adentrandonos en un mar de nubes y descendiendo unos 10º la temperatura. Pasamos por la primera localidad francesa Urdos, en el kilometro 73 de la marcha, siguiendo la carretera hasta Sarrance donde 5km más adelante giraremos a la derecha para encarar el Col de Marie Blanque.

Este col, uno de los más duros de los Pirineos y que siempre provoca grandes diferencias en los diversos Tours en los que se ha ascendido, debe su nombre a Marie Asserquet, doncella del Valle de Aspe donde se inicia nuestra escalada,

cuya piel debía ser tan blanquecina que sus convecinos la terminaron por llamar "Blanca". Aunque también es verdad que los buitres de plumaje blanco, aunque los extremos de sus alas son negros, son conocidos en esta región con el sobrenombre de "Marie-Blanque" y que los podremos observar de más cerca en la cercana "falaise aux vautours" (acantilado de los buitres).

También conserva este collado, entre los valles de Ossau y Aspe, una de las pocas colonias de osos de la vecina Francia, de donde derivaría precisamente ese nombre de Ossau. Para conseguir vencer este duro puerto deberemos disponer del desarrollo adecuado que nos permita subirlo con cierta soltura de piernas si no queremos quedar tan resentidos que cualquier esfuerzo posterior nos resulte imposible. Es cierto que sólo van a ser 10 kms. los que tengamos que superar y que los seis primeros nos van a permitir ir cogiendo el ritmo que más nos convenga para afrontar el terrorífico tramo final. Esa primera zona va a ir aumentando progresivamente su dureza desde un 2% hasta el 7% medio en cada tramo kilométrico, mientras vemos cómo arroyo Barescou nos llama a refrescarnos en sus limpias aguas que se deslizan a nuestra derecha. Va a ser al dejar a la izquierda la entrada al camping del Molino de Barescou cuando la pendiente media se sitúe ya constantemente en el 11% con algún pico del 15 ó 16%, a la vez que el trazado rectilíneo continuo apenas si va a distraer nuestro esfuerzo puesto, con toda el alma, en acabar cuanto antes con el suplicio que nos supone ir encadenando cada una de nuestras pedaladas. No somos profesionales y muchos de nosotros emplearemos aún más de media hora en coronar tras la única herradura izquierda de toda la ascensión, el collado de la Marie Blanque que, por otro lado, no reúne ningún atractivo especial ni un panorama que merezca tal nombre. Lo que sí recordaremos con orgullo es la foto que, todo quien lo corona a pie o en bici en la Quebrantahuesos, acaba colocando en un sitio de honor en el álbum fotográfico particular. Si no quieres, pues, lucir ante los amigos o la familia una foto en que se te vea empujando penosamente la bici, más te valdrá que acudas bien preparado a la cita con la "dama" pirenaica. Una vez coronada Marie Blanque comenzamos un pequeño descenso hasta uno de los avituallamientos  más importantes, dónde el 90% de los participantes hace su pequeña parada para reponer fuerzas, y terminar el descenso recuperándose. Ya terminado el descenso llegamos a la localidad de “Vielle”, dónde encararemos una larga recta y falsos llanos hasta la vecina localidad de “Laruns”, población en dónde se puede encarar las rampas de diversos puertos del Tour de Francia como puede ser Aubisque…. Nosotros cogeremos el camino del Portalet dirección España, y nada más salir de la población comenzamos el tercero de los puertos y el más exigente por su largo recorrido, Portalet.

Es uno de los puertos que ha dejado en nuestro ánimo un sentimiento más contradictorio en las diversas veces que lo hemos ascendido. Y siempre acabamos preguntándonos lo siguiente: ¿por qué nos agota tanto su escalada cuando no

tiene especiales dificultades, salvo su enorme longitud? ¿Cómo teniendo un paisaje tan enormemente bello nunca conseguimos recordarlo con rasgos claros y precisos? Y es que estamos hablando del Portalet, un puerto sin igual. Desde su inicio en el puente sobre la Gave de Ossau ya emprendemos una larga aventura que tendrá su final más de dos horas después, en la mayor parte de los casos. Cuando dejamos a nuestra izquierda la desviación hacia el Col d’ Aubisque nos queda una cierta sensación de envidia ante uno de los colosos del Tour.

Sinceramente, desde nuestro punto de vista, este puerto que estamos describiendo no tiene nada que envidiar al mítico col vecino, ya que a nosotros se nos hace tan duro y el paisaje nos resulta más atractivo. Pero ya sabemos que sobre gustos. El paso por el túnel que da acceso a la garganta supone la entrada a un nuevo valle pirenaico, todavía muy cerrado entre rocas. En la localidad termal de Les Eaux-Chaudes (aguas calientes) pasamos el Puente del Infierno que ya nos avisa de lo que nos aguarda a quienes osemos seguir adelante. Tras dejar atrás la Central Eléctrica de Miegebat y un par de áreas de descanso llegamos, pasado Le Soussoeu, a un tramo de dos kilómetros en el que la dureza se hace claramente presente al superar en esos dos mil metros dos curvas de herradura que otorgan cierta novedad a la escalada. Una nueva zona de herraduras al pasar Gabas va haciendo mella en nuestras piernas y deberemos remontar en el siguiente tramo el muro de la presa que retiene las aguas del Lago de Fabrèges. Disfrutemos ahora del descanso que supone pedalear en paralelo al embalse en dos kilómetros prácticamente llanos y que ponen a nuestra disposición unas auténticas duchas naturales en las múltiples caídas de agua en la roca de la derecha. Mil metros adelante, al dejar a la izquierda el cruce hacia la Estación Invernal de Artouste-Fabrèges, entramos ya en un nuevo reino: la Alta Montaña Pirenaica. Una barrera con sus carteles explicativos nos avisa del riesgo de aludes en época de nevadas y da paso a los diez últimos kilómetros de este puerto que mantienen un paisaje espectacular: praderas junto al  que desciende por la derecha, carretera rectilínea que asciende en paralelo al curso fluvial, cabañas dispersas que le dan al conjunto un especial encanto, túneles que nos refugian momentáneamente de los rayos del sol, cascadas que incluso pasan sobre nuestras cabezas en alguno de esos túneles, y muy pocas sombras en general aunque algún pequeño bosque de pinos sí nos ofrece su protección de ciento en viento. A lo largo de esos kilómetros vamos llegando al fondo del circo y la pendiente media se ha situada muy cercana al 7%. Cuando la ruta rompe su trazado rectilíneo para comenzar a trazar sucesivas curvas ya podemos empezar a confiar en que el final está cerca. Ahora deberemos disfrutar de las grandes cimas que han acompañado nuestro esforzado pedaleo y en especial de la grandiosa mole del Midi d’”Ossau que preside todo este reino pirenaico. Al amparo de su protección rocosa conseguimos finalmente coronar el puerto en el mismo paso fronterizo antes de adentrarnos en tierras oscenses.

De nuevo volvemos a España y empezamos el descenso del Portalet pasando por la estación de esquí de Formigal y en dirección a  Sallent de Gallego y Escarrillas donde giraremos a la izquierda buscando ya las últimas rampas de la prueba, el corto pero muy exigente “La Hoz de Jaca”.

No es una subida de gran entidad pero forma parte de la leyenda del cicloturismo hispano como último obstáculo de la popular Quebrantahuesos. Es una auténtica maravilla el panorama sobre el Embalse, aunque muy pocos serán quienes estén en condiciones de admirarlo. Lo mejor es que volváis en otra ocasión y os esforcéis lo justo para superar sus curvas de herradura y las varias rampas por encima del 10% con que os váis a enfrentar antes de coronar en Hoz de Jaca, ya que no todo es sufrir en la bici. Descendemos el último de los puertos terminando pasando por la presa del embalse y el paso donde el chip te marca el segundo de los tiempos de referencia donde ya te puedes hacer a la idea cual va ser tu tiempo final, volvemos a salir a la carretera del descenso del Portalet y comenzamos un pequeño tramo rompe piernas con subes y bajas. Pasamos por la localidad de “Biescas”, y unos kilómetros más adelante dejamos a la derecha el inundado camping de la catástrofe, “El Camping de las Nieves”, donde ocurrieron las conocidas inundaciones de junio de 1996. Comenzamos a pensar en la línea de llegada continuando por unos falsos llanos y ya adentrándonos en la localidad de “Sabiñánigo”, dónde después de una larga recta de meta el sueño de 25 componentes del Club Ciclista Caudete finalizaba.

Decir que los hermanos Manuel y Mª Nieves participaron en la modalidad de Tandem,  destacar la capacidad de sufrimiento de la fémina Maribel Garrido Ángel, y de los ilusionados y emocionados por haber logrado finalizar  la QH.

Posición

Nombre

Tiempo

128

Vicente Azorín Serrano

6:10:08

147

Antonio Ferré Torró

6:11:19

456

Miguel Ángel Requena Martí

6:26:35

480

Miguel Sánchez Molina

6:27:04

603

Manuel Giménez Martínez

Mª Nieves Giménez Martínez

6:30:18

1140

Juan Manuel Giménez Pérez

6:47:29

1194

Cristian Villodres García

6:48:34

1228

Juan Antonio Berenguer Solt

6:49:24

1300

Rafael Domenech Vinader

6:51:33

1421

Abraham Manzón Villalgordo

6:54:46

1504

Francisco Graciá Francés

6:56:36

2143

Iván Giménez Pérez

7:13:00

2300

Salvador Sánchez Ferrer

7:16:39

2502

Fernando López Yagüe

7:21:49

2557

Tadeo Sáez Pagán

7:23:11

2810

Carlos José Beneit Gonzalez

7:29:21

2870

Francisco José Albertos Sánchez

7:31:00

3740

Antonio Márquez García

7:51:27

3829

Maribel Garrido Ángel

7:53:30

4304

Francisco Marco Carreres

8:06:17

5132

Juan García Martínez

8:32:50

5264

Pascual Torrella Martínez

8:37:27

7162

Antonio Tomás Serrano

10:47:11

7166

Antonio Serrano Díaz

10:47:44


imprimir twitter facebook

Comparte esta noticia

foto foto foto foto

Agenda

2022
Septiembre
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Encuesta

Sin encuesta

Noticias

Búsqueda de noticias

Introduzca la búsqueda que quiera realizar

Caudete la calle en Twitter

Caudete la calle en Facebook

Contacto | Aviso legal | Politica de Privacidad

Copyright © 2022 --- Todos los derechos reservados

Edita: PSOE CAUDETE Plaza de San Cristobal, 7 02660 Caudete (Albacete). www.caudetelacalle.es E-MAIL: redaccion@caudetelacalle.es Teléfono: 965825222 Depósito Legal: AB-303-1.996

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies